Universidad de Waterloo da un nuevo paso en la detección de cáncer mamario por medio de IA.

0
383

Si en su momento le Inteligencia Artificial (IA) llegó para demostrar que ciertas labores cotidianas podían ser realizadas de manera automática y sin la intervención del hombre, esta labor ha ido evolucionando en muchas actividades, donde podemos destacar avances en la salud que serán de mucha utilidad en la labor de cualquier especialista de la salud.

Dentro de las áreas en que la IA a tenido avances -en el área salud- se encuentra la oncología, el área donde se trabaja con pacientes con cáncer y que ayuda a una detección temprana de un paciente, lo que resulta sumamente importante ya que mientras antes se detecte un cáncer, mejor es la expectativa al tratamiento.

No son pocos los que trabajan en IAs que buscan detectar con mayor facilidad un cáncer, sobre todo cuando hablamos del cáncer de mamas que es uno de los que tiene mayor cantidad de muertes entre quienes lo padecen, y es la Universidad de Waterloo la que presenta su investigación esta vez con un nuevo método que busca brindar una solución rápida, económica y segura, ya que promete implementar una dinámica que no exponga a las mujeres a radiación.

¿Como funciona este sistema?

“El sistema, desarrollado por investigadores de la Universidad de Waterloo, utiliza microondas inofensivos y software de inteligencia artificial (IA) para detectar incluso tumores pequeños y de etapa temprana en cuestión de minutos.”

La dinámica del examen en que trabajan con esta IA es similar a la que actualmente se usa en las mamografías, utilizan un sensor (dentro de una caja ajustable) que se acopla a una camilla o mesa de examen médico, la paciente se acuesta boca abajo en la camilla en una posición que le permita acomodar el seno en la caja con el sensor. Una vez la paciente está en posición el sensor hace su trabajo, recupera los datos los cuales son entregados a la IA para que sean procesados.

Aunque muchos pueden pensar que estas nuevas tecnologías vienen a retirar las antiguas, la verdad es que vienen a sumar un nuevo método que complemente el actuar de los métodos ya utilizados, en este caso estamos frente a una tecnología que busca ser parte de los exámenes periódicos que las mujeres deben realizarse.

Un método que puede ser asequible para cualquier paciente, sin resultar invasivo ni perjudicial. Características fundamentales para que esta clase de estudios se tome como una rutina necesaria para la salud de la mujer. Y sería una solución viable para zonas carentes de recursos. Y si los resultados arrojaran alguna anomalía entonces la paciente podría recurrir a otros métodos más complejos y costosos.

Por ahora todo esto se encuentra en etapa de investigación y prototipos, a la espera de que los resultados obtenidos en el largo plazo le permitan transformarse en una alternativa para el mundo de la medicina.

Fuente: Waterloo News.