Usuarios de iPhone siguen pensando que batería del iPhone es uno de sus puntos bajos.

0
154

Estamos a solo horas de una nueva presentación de Apple donde deberíamos ver oficialmente -porque desconocidos no son a estas alturas- al iPhone Xs, Xs Max y Xc, además de una actualización del Apple Watch. Debo asumir que me gustaría tener las expectativas altas en la previa a esta presentación, pero esto de los rumores cada día deja menos a la imaginación y la cosa no parece cambiar en un buen tiempo.

La información disponible hasta el momento sobre los nuevos ejemplares del iPhone es mucha si comparamos a años anteriores, se saben los colores, la cantidad de “modelos”, las dimensiones de pantalla, y como cada año se espera que Apple realice una actualización convincente del hardware de su producto estrella, lo que hace inevitable formularnos la siguiente pregunta: ¿Que debe mejorar Apple en su nuevo iPhone?.

Debemos comenzar con la premisa de que el iPhone -como todos los smartphones- no es un dispositivo perfecto, y con eso me refiero a que no está ni cerca de siquiera parecerlo, su lista de puntos débiles en los últimos años no se compone de pocos aspectos a tratar y podemos criticar varios con autoridad y sin defensa, pero sin duda el componente que más detractores tiene en la historia del iPhone es la batería y su autonomía, algo que se plasma en la opinión de los clientes y que esperan mejore en los ejemplares que mañana veremos en escena.

No vamos a ser injustos, Apple ha mejorado el tema de la autonomía respecto a modelos de años anteriores, principalmente manejando el software para que este juegue un poco más a su favor, pero está lejos de lo que esperamos hace bastante tiempo, ya se logró el día de autonomía, pero por lo menos para mi ese era un objetivo a vencer hace un par de años y que ha sido poco más llevadero con esto de la carga rápida, y no hablo solo de Apple, esto es un reclamo contra todos los fabricantes de teléfonos inteligentes que han dedicado demasiado tiempo y dinero en poner pantallas modernas, cámaras de mejor desempeño pero que siguen siendo soportado por una tecnología de baterías antigua. Listo, ya me desahogue, sigamos.

Posiblemente muchos están diciendo: “Pero Elias, el tema no es tan grave, yo tengo un iPhone y la batería me dura más de un día” y acá es cuando yo les digo dos cosas, primero, a mi no me quieran engañar, no dura más de un día en las versiones normales (acá la mayoría NO tiene las versiones Plus o la X), y segundo, el USA Today hizo una encuesta (compartida por Statista) entre usuarios de iPhone y ¿adivinen que es lo que piden mejorar en el próximo iPhone?,…. véanlo con sus propios ojos.

Como pueden ver en la encuesta realizada a 1.665 personas mayores de 18 años, quien encabeza los aspectos a mejorar en el próximo iPhone es la duración de la batería con un 75% del total de los encuestados, y tengo claro que las versiones Plus y el iPhone X tienen un mejor rendimiento en autonomía por sobre el resto de versiones, pero reitero, no hablamos de la mayoría de usuarios de un iPhone.

El segundo punto débil de la lista es la resistencia de la pantalla con un “apoyo negativo” del 66% , algo que de seguro no es exclusivo del iPhone ya que si bien es cierto existen tecnologías de resistencia para los cristales que protegen las pantallas, estas protecciones en muchos casos son efectivas con caídas que no superan la distancia que recorrería un teléfono que cae de tu bolsillo al piso y contando con cierta suerte, como el caer pantalla abajo en una superficie totalmente limpia y plana, lo que no pasa muy seguido en vista de la cantidad de personas que a diario veo con cristales rotos en mi trabajo.

Del tercer puesto en adelante, honestamente encuentro que ya es criticar por criticar, los almacenamientos que dispone Apple en los últimos años son suficientes para un usuario incluso avanzado, comprendo si estuviéramos hablando de los tiempos en que solo teníamos 8GB de almacenamiento, pero eso ya lo pasamos hace bastante tiempo, aunque según se ve en la encuesta hay muchos que esperan que próximamente además de un smartphone puedan llevar también un disco duro portátil en el bolsillo.

Algo que vale la pena rescatar de esta encuesta es el porcentaje obtenido por la falta de un conector de audífonos “tradicional” (el de 3.5mm), muchos podríamos pensar que este punto sería de los mas criticados por el revuelo que causó la erradicación del mismo en los modelos de los últimos dos años, pero no, solo el 37% de los usuarios encuestados lo evaluó como un problema serio, algo que muy posiblemente Samsung no vio venir después de intentar en varias oportunidades criticar a Apple por prescindir de este conector.

Pues bien, ya sabemos lo que la gente esperaría del nuevo iPhone, ahora toca la parte de Apple, esa donde saca del sombrero una sorpresa y nos quita esa amargura de casi conocer por completo sus nuevos teléfonos antes de la presentación oficial, … escuchamos Jobs, te rogamos!.

Fuente: Statista.
Autor: Elias Villagrán Donaire.