Uber quiere llevar el transporte de vehículos autónomos a otro nivel.

0
542

Uber comenzó siendo un servicio de transporte de pasajeros ejecutado por conductores de automóviles particulares, pero desde ese inicio hasta la fecha el rubro de Uber ha crecido de manera impresionante, desde reparto de comida hasta servicios de góndolas en Venecia que funcionan bajo esta plataforma.

Parte de los proyectos de Uber para el futuro tienen que ver con los automóviles no tripulados (sin chofer) y ya lleva avanzada la investigación de este tipo de vehículos, aunque con más de un tropiezo que ha puesto en riesgo la realización de esta loca idea de ver como los clientes de su plataforma se movilizan sin necesitar un chofer, o por lo menos uno humano.

Pues bien, la adquisición de Jump, plataforma enfocada a la renta de bicicletas y scooters para desplazarse dentro de ciudades, daba luces de las intenciones que podía tener Uber en el mediano y largo plazo, algo que según la gente de Telegraph ya estaría avanzando con la contratación de especialistas que les permitan crear bicicletas y scooters autónomos para el transporte urbano.

El origen de esta noticia está en un tweet de Chris Anderson, CEO de 3D Robotics, donde se habla de “Micromovilidad” y se deja entrever que todo apunta “nuevas” formas de transporte urbano, pero no cualquier tipo de transporte, hablarían de uno que trazaría por si solo su ruta y de manera autónoma.

Anderson y varios especialistas del sector difundieron esta noticia a raíz de su asistencia y participación en un evento de DIY Robocars. En donde Uber, a través de Jump, estuvo promoviendo su búsqueda de nuevos empleados.

Debemos aclarar que todo lo que estamos hablando ahora no tiene una confirmación por parte de Uber, es más, ni se han pronunciado al respecto, algo que parece bastante normal si hablamos de que todo esto recién esta recién en una etapa de captación de profesionales,… pero si Uber está buscando gente para este proyecto de robótica de micromovilidad, no será por nada.

Fuente: Telegraph.
Autor: Elias Villagrán Donaire.