Uber nuevamente tiene luz verde para sus pruebas con automóviles autónomos.

0
684

Uno de los caprichos más perseguidos en el mundo automotriz de los últimos años es lograr implementar oficialmente vehículos autónomos en las calles del mundo, algo que en muchos lados ya se ha experimentado por algunas compañías de manera cerrada o controlada en las calles de algunas ciudades pero nada a gran escala, todo esto va en proceso y queda un largo camino para transformarlo en una realidad, sobre todo en el tema de seguridad.

Cuando lo de los vehículos autónomos se hizo popular,Uber fue de los que puso manos a la obra para ir en búsqueda de un futuro automóvil que les permitiera -muy a futuro- prestar su servicio sin necesidad de contar con un chofer. La idea pintaba genial y el camino sería largo, primero con los permisos para poner en marcha este proyecto, luego para sacarlo a las calles a realizar pruebas y mucho más largo para insertarlo en ciudades ya de manera oficial.

Lo de Uber iba viento en popa, pero un lamentable en Marzo del 2018 uno de sus vehículos no tripulados fue protagonista de un accidente mortal, hecho que termino por negar cualquier permiso a la marca para seguir con las pruebas. Era un riesgo latente el poder fallar y causar un accidente, y todo terminó con una mujer fallecida.

Han pasado algunos meses desde aquel trágico accidente y desde la agencia Reuters nos informan que Uber habría conseguido nuevamente el permiso para realizar las pruebas con sus vehículos no tripulados.

La vuelta de las pruebas de vehículos autónomos llega con varias modificaciones sobre el plan original y no será cosa de llegar y salir como antes lo hacía, por ejemplo, ahora las pruebas se realizarán solo de día, nada de salidas nocturnas, además de olvidarse de salir en días de lluvia y sin tripulantes ya que a partir de ahora todo esto será supervisado por 2 personas sobre el vehículo que tendrán la posibilidad de accionar un sistema de frenado automático en caso de ser necesario.

La ruta que tenía Uber para las pruebas también se vió modificada luego del accidente, ahora solo cuenta con un recorrido de 1,5 kilómetros que abarca la distancia entre dos oficinas de Uber, recorrido que tendrá que realizarse a no más de 40Kph.

Como pueden ver las condiciones actuales del proyecto de Uber volvieron casi a foja cero, si antes podían andar en todo horario y clima, hoy deben regirse por un recorrido corto, solo de día, sin lluvia y a una velocidad baja, en comparación a antes que metían los automóviles autónomos incluso a las autopistas.

Claramente Uber retrocedió en sus planes pero por lo menos ahora pueden seguir trabajando un sistema aún mejor, a la espera de que quizá en unos 10 años estos vehículos ya puedan circular por las calles con la seguridad con la seguridad que todos merecemos, ya que basta y sobra con la imprudencia de los conductores humanos como para mas encima tener que sumar la preocupación por los automóviles sin chofer.

Fuente: Reuters.
Autor: Elias Villagrán Donaire.