Sonos demanda a Google por violación de patentes en sus altavoces inteligentes.

0
692

En lo que respecta a domótica los parlantes inteligentes son sin duda de los productos más vendidos durante el 2018 y 2019 y no son pocos los fabricantes que se sumaron a dicho mercado con sus propuestas, dejando a Google como uno de los que sobresale en el listado.

Por ahora el mundo de los parlantes inteligentes evoluciona de buena manera, pero hoy nos enteramos que Sonos, unos de los pioneros en esto de interconectar parlantes, soltó una demanda por infracción de patentes tecnológicas en contra de Google y sus bocinas inteligentes, lo que posiblemente termine rebotando en otros fabricantes que quizá cayeron en el mismo “error”.

Las patentes tecnológicas violadas por Google y que pertenecen a Sonos serían 5, dentro de las cuales destaca la que permitiría que los altavoces inalámbricos se sincronicen entre ellos.

Según palabras del CEO de Sonos, Patrick Spence:

“Google ha estado copiando de forma descarada y consciente nuestra tecnología patentada en la creación de sus productos de audio. A pesar de nuestros repetidos y extensos esfuerzos durante los últimos años, Google no ha mostrado ninguna voluntad de trabajar con nosotros en una solución que nos beneficie mutuamente”

La demanda de Sonos fue interpuesta en el Tribunal Federal de Distrito de Los Ángeles y también en la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos, ya que solicitan que se prohíba a Google la venta de determinados dispositivos (los que utilizan las tecnologías en conflicto) en EE.UU.

Por lo que se ve esto puede ser un tema que inicia con la demanda que deja Sonos contra Google, aunque esto podría arrastrar parte de una historia pasada entre ambas compañías, ya que por el 2013 Sonos se habría asociado con Google, momento en que los fabricantes de parlantes habrían mostrado los planos detallados de su tecnología inalámbrica para altavoces a los ingenieros de la gran G y donde se habrían copiado descaradamente las patentes que se terminaron utilizando en los productos que Google ha lanzado en el ultimo tiempo,…. No se si a ustedes, pero me recordó mucho a la historia de Jobs y Gates, cuando el primero le presenta al otro su primer sistema operativo con entorno de escritorio y uso de puntero, para que al tiempo después Microsoft lanzara Windows 95 con la misma idea, motivo por el cual ambos personajes pasaron de ser amigos a casi enemigos por muchos años.

¿Porque Sonos le muestra a Google sus diseños y tecnologías si existía la posibilidad de que estos las usaran sin su consentimiento?, pues por el 2013 esos miedos no existían porque Google no se dedicaba a la fabricación de dispositivos de ese tipo, por ende como parte de la colaboración entre compañías se daba esta especie de confianza de mostrar lo que venían trabajando en ese entonces, sin pensar por parte de Sonos que después de casi 7 años los de la gran G usarían su tecnología para lanzar sus propios productos y hacerlos funcionales a estos tiempos.

Sonos no se dio cuenta ahora del robo de sus patentes por parte de Google, se vienen dando cuenta desde que Google lanzó el Google Home donde luego de analizar el dispositivo se confirmaban las sospechas, siendo el 2016 el año en que Sonos decide empezar a buscar “soluciones al problema” pero de manera privada, lo que al final no tuvo la respuesta que esperaban, no quedando más opción que comenzar un proceso legal que de seguro durará bastante tiempo y donde según se ve Sonos tiene las de ganar.

Por parte de Google dicen sentirse “decepcionados con su actitud”, por lo visto ellos querían sentarse a conversar algunos años más sobre el tema antes de compensar el uso de tecnologías patentadas por Sonos, lo que no se entiende, te dan posibilidad de solucionar el problema de manera interna y le das largas por años al tema, casi esperando que Sonos por cansancio les dijera “Ok Google, usa las patentes sin costo alguno”.

Fuente: The New York Times.
Autor: Elias Villagrán Donaire.