Shoelace, la nueva apuesta “de Google” para competir en el mundo de las redes sociales.

0
628

Vivimos en tiempos donde toda red social terminará conquista el corazón de varios miles -o millones- de usuarios sin importar la complejidad de la misma, muestra de ello es Instagram que apareció en Internet ofreciendo solo el poder subir fotografías y se posicionó en poco tiempo en la red social más popular por estos días, y eso que hace un par de años se veía bien difícilmente que alguien pudiera siquiera seguir los talones a Facebook y a Twitter.

Cuando explotó lo de las redes sociales y este mundo era gobernado casi de manera exclusiva por Facebook y Twitter, Google quizo entrar a la competencia con Google+, propuesta que esperamos por mucho tiempo poder probar y que una vez lanzada en sociedad tuvo una acogida buena, pero que con el tiempo no supo evolucionar como corresponde y poco a poco comenzó a perder adeptos hasta que todo se hizo insostenible y Google decidió bajar el telón de manera definitiva el 28 de Febrero del presente año, para luego de esa fecha y habiendo dado tiempo suficiente para respaldar lo que hubiera que respaldar, ya todo deje funcionar por completo y de manera escalonada.

Cuando se anunció el termino de Google+ no fuimos pocos los que pensamos que Google pecó de inexperto en el rubro y eso los llevó a este fracaso, pero también pensábamos que siendo Google tan grande como es, inevitablemente existirían nuevas oportunidades para volver a la competencia con otra propuesta, esta vez aprendiendo de los errores cometidos en Google+ y las virtudes que llevaron a la competencia a situarse donde están ahora.

Por lo visto no tardaremos mucho tiempo en volver a escuchar de una red social de Google, esto porque estan prontos a presentar Shoelace, una nueva red social que tiene como norte el conectar a personas con intereses y pasatiempos totalmente similares.

A diferencia de los que muchos podemos pensar, Shoelace no es una creación directa de Google, esta red social surgió en Area 120, incubadora de Startups perteneciente a Google y desde ese lugar esperan posicionarla para que compita con quienes hoy se adueñaron del segmento de redes sociales, o por lo menos esa es la intención de sus creadores. Es bueno recalcar que el mérito de Google en todo esto no es ser el origen de la red social sino quienes dieron el apoyo necesario para que esta se desarrollara y llegara a una etapa avanzada como en la que se encuentra ahora a poco de ser presentada en sociedad.

“El objetivo principal de esta nueva plataforma de la compañía es lograr relacionar a las personas con intereses similares, haciendo que en ella se puedan crear diversas listas públicas en las cuales los usuarios podrán organizar eventos y actividades dentro de la plataforma.” Fayerwayer.

El tema con Shoelace está como fue con Google+ en sus inicios, está en una etapa de prueba en ciertas ciudades de Estados Unidos, etapa que serviría como una especie de marcha blanca antes de ser publicada oficialmente pronto en Android como iOS, con un pequeño detalle que llega junto a la escasa información con que se cuenta por ahora, pasa que no habría una confirmación por parte de Google que diga que Shoelace estará disponible para otros países, algo que debemos esperar que se aclare ya que por lo menos yo dudo que Google tenga ganas de aventurarse a lanzar internacionalmente una red social nueva, después del fracaso de Google+, lo que no hace tan mala idea ir con calma y probar como va todo primero en Estados Unidos y luego de un tiempo, cuando esta ya se encuentre establecida, comenzar a liberarla a otros países, siempre y cuando todo tenga una aceptación positiva en el tiempo.

Por ahora no se maneja mayor información sobre Shoelace y esperamos que pronto Google se manifieste de manera más detallada al respecto, aunque tardemos mucho en verla por estos lados del mundo de manera oficial siempre será bueno que una compañía grande quiera competir en esto de las redes sociales para dar un mayor surtido y no centralizar todo en las mismas de siempre, … sobre todo cuando las más populares hoy en día han demostrado no ser precisamente un ejemplo de respeto por la privacidad de los usuarios.

Fuente: Shoelace.nyc
Autor: Elias Villagrán Donaire.