Samsung pierde demanda de larga data y por hacer trampa.

0
247
Fotografía de www.cnet.com

Si eres de los que se viene sumando recién al mundo de la tecnología, muy posiblemente no tengas idea de lo que te voy a decir, pero por allá en el 2014, existía una tendencia que impulsaba a usar aplicaciones del tipo Benchmark para decir cual equipo era el más potente en el año, y si bien es cierto al principio fue un parámetro que muchos siguieron al momento de decidir cual dispositivo comprar, con el tiempo fue perdiendo fuerza hasta el punto en que hoy en día casi nadie los usa como un parámetro importante.

¿Porque las aplicaciones de rendimiento perdieron importancia al momento de hablar de un teléfono inteligente?, simple, se dieron cuenta que muchos fabricantes que gozaban de buen prestigio con estas aplicaciones, engañaban a las apps forzando el hardware cada vez que una de estas aplicaciones se estaban ejecutando, y con eso claramente los números iban a ser buenos, aunque una vez fuera la aplicación el desempeño no estaba por sobre el resto, o por lo menos no como las marcas presumían.

El encargado de desenmascarar a los fabricantes y sus números falsos de los benchmarks fue Daniel Norcia, el mismo que una vez se enteró del engaño, decidió demandar a Samsung en tiempos donde la marca coreana tenía en venta el Galaxy S4, un terminal que venía con el legado del Galaxy S3, un superventas que se esparció por todo el mundo y que no hizo más que elevar a Samsung al primer lugar de fabricantes de dispositivos Android.

Aunque ha pasado tiempo y muchos de ustedes no lo crean, la demanda que pusieron a Samsung por engañar a las aplicaciones benchmark seguía en pié y hay resultados a favor del demandante, Samsung tiene que pagar 13.4 millones de dólares por concepto de acuerdo entre las partes e intentando compensar en algo a quienes pudieron verse engañados.

Demanda ganada, dinero en compensación, pero la verdad de las cosas es que después de dividir los montos, todo aquel que quiera reclamar verá bien poco dinero, porque del total, 10.6 millones de dólares serán para medidas cautelares y los otros 2.8 millones van directamente al fondo de liquidación que sería un pozo en dinero a repartir entre todos los que compraron el Galaxy S4 y logran demostrar que se sintieron engañados por los trucos de la marca con las aplicaciones.

Si eres de los que ya te estas preparando para ir a cobrar el dinero porque sientes que te engañaron, ve con calma porque por ahora la demanda aplica solo para quienes compraron el dispositivo en EE.UU. y con todas esas si eres de los afortunados, vas a resultar con un pago de USD $10, ni más, ni menos.

Por el momento no existen más detalles sobre el como se realizará el pago ni de como podrás validar tu calidad de “engañado”, así que tenemos que estar atentos a que Samsung se manifieste, bueno, ellos o el demandante que luego de 5 años logró ganarle la pulsada a los coreanos, un logro que no es menor.

Autor: Elias Villagrán Donaire.