Samsung nuevamente busca sanciones a Apple.

0
445

Hablar de demandas y reclamos entre Apple y Samsung ya es una costumbre con la que no podemos vivir, y es que a pesar de ser fieros contenedores al momento de vender dispositivos móviles en todo el mundo, también existe una faceta de colaboración entre compañías que a veces cuesta entender, pero que se da desde hace mucho tiempo.

En lo que respecta a ventas, ambas compañías compiten, pero recordemos que Samsung además de dedicarse a la venta de dispositivos también es un fabricante de componentes bastante importante dentro del mercado de la tecnología, y es en esa faceta en la que tiene lazos comerciales con Apple hace bastante, lazos que se extendieron en los últimos años ya que como muchos sabrán, Apple ya utiliza paneles OLED en un par de sus dispositivos, paneles que son fabricados bajo especificaciones de Apple por los coreanos y los mismos que hoy los traen peleados.

Uno de los saltos que necesitaban los iPhone hace un tiempo era tener una pantalla de calidad, un panel OLED para ser especifico, y no es que sus pantallas fueran malas pero si la competencia viene por años sacándote ventaja en este componente, lo mejor era cambiarse a esa tecnología y cumplir esa deuda que Apple tenía con sus seguidores.

El acuerdo comercial todo bien entre las partes, eso hasta que Apple se puso exigente, una vez iniciada la producción quisieron hacer mayores exigencias respecto a los paneles OLED, Samsung tuvo que hacer cambios e inversiones para cumplir con lo que pedían los de Cupertino, todo para que al final del cuento Apple no comprara una cantidad de pantallas que le permitieran a los coreanos llamar negocio a lo que estaban haciendo con Apple, que si, se ganaba, pero con las modificaciones que tuvieron que hacer, entre modernización e implementación para cumplir con lo que demandaba Apple, finalizando la cuenta la ganancia no era la que se esperaba y los pedidos de pantallas eran mucho menores a los esperados.

El problema es simple de explicar pero complejo para Samsung ya que se encuentran en un punto en que Apple los hizo gastar más dinero con sus exigencias para que al final la compra de pantallas no compense la inversión, por lo menos eso hasta la fecha, se entiende que Apple seguirá con los paneles OLED en sus terminales, pero hasta ahora el negocio no está generando utilidades para Samsung y estos van a exigir sanciones que involucrarían varios cientos de millones de dólares que Apple tendría que desembolsar, algo que claramente da para varios meses de tira y afloja por ambas partes hasta que logren llegar a un acuerdo que beneficie a Samsung, y una de las alternativas podría ser extender los vínculos entre compañías y la exclusividad por varios años más.

Fuente: ETNews.
Autor: Elias Villagrán Donaire.