Rolls-Royce se une a las compañías que quieren apostar por los “coches voladores”.

0
119

En su momento el mundo automotriz vió como un sueño el crear vehículos que dejaran de lado su funcionamiento con combustible fósiles y todo funcionara con electricidad, sueño que con el pasar de los años fue tomando fuerza a tal nivel que hoy en día no es extraño hablar de los automóviles eléctricos, los buses eléctricos y hasta de lo que vendría en el mundo de los vehículos de transportes impulsados por electricidad.

Estamos viviendo en tiempos donde los vehículos eléctricos parecen ser el futuro del transporte, pero mientras uno disfrutan este logro, hay ciertas compañías que van unos pasos mas adelante en esta carrera, donde ya quieren dejar atrás los vehículos terrestres para dar paso a los vehículos voladores, algo que en el último par de años se ha escuchado con bastante interés y que incluso José Tecnofanatico en una de sus visitas al CES de Las Vegas pudo mostrarnos la idea de una empresa que pretendía presentar a largo plazo un vehículo volador para una persona.

Pues bien, si en la lista de compañías interesadas en crear coches voladores teníamos a Airbus y Uber, hoy podemos agregar al listado a Rolls-Royce, quien también comenzará a invertir en este tipo de vehículos voladores, para que en un futuro nuestras autopistas lleguen también al espacio aereo.

La compañía ha aprovechado el contexto del Farnborough International Airshow 2018 para dar a conocer el EVTOL (Electric Vertical Take-Off and Landing), un prototipo de coche volador que podría ser capaz de transportar entre cuatro y cinco pasajeros a prácticamente cualquier lugar en el que haya el espacio suficiente para que pueda aterrizar.

Si nos centramos en los detalles del EVTOL que se conocen por el momento, todo parece indicar que no sería 100% eléctrico, sino que sería híbrido, ya que contaría con varias turbinas de gas que producirían energía para alimentar las seis propulsores del vehículo. En concreto, EVTOL podría recorrer distancias de hasta 800 kilómetros a una velocidad máxima de 400 kilómetros por hora, lo que pone de manifiesto el potencial del proyecto.

Las expectativas de Rolls-Royce sobre el EVTOL son altas, tanto así que dicen que podríamos estar viendo este “coche volador” por el año 2020, aunque todos sabemos que las compañías, sobre todo las grandes, gustan de ser optimistas en sus anuncios para volcar los ojos del mundo hacia ellos, y bueno, luego del anuncio comienzan a postergar todo para tomar tiempos bastante más realistas y lejanos, pero se valora que nuevas compañías se unan a este tipo de iniciativas.

Fuente: Rolls-Royce.
Autor: Elias Villagrán Donaire.