Netflix demuestra que el arriendo de contenido multimedia en formato físico sigue siendo un negocio.

0
452

Los servicios de streaming son lo que se lleva por estos días y hace ya unos 4 años dieron un golpe tan grande sobre la mesa que hicieron replantear muchas formas de negocio, por el lado de la música exponentes como Apple Music y Spotify se encargaron de prácticamente arruinar la industria de la música en CDs, y por el lado de las películas Netflix fue de los que apuró el paso de los medios físicos al digital por streaming, camino que por lo demás muchos han seguido con sus diferentes propuestas.

La mayoría de nosotros conoció a Netflix con el formato actual de negocio, ese que cobra una suscripción mensual por entregar contenido digital por streaming y que nos tiene a muchos pegados a cada nueva serie que suelta a su parrilla de contenido, pero lo que no muchos saben es que esta compañía inició con una modalidad de arriendo de formatos físicos de películas los cuales eran entregados en tu misma casa, formato de negocio que poco a poco comenzó a quitarle piso a otras compañías como Blockbuster que vieron como Netflix no solo les quitaba clientes, sino que les pasaba a toda velocidad por el lado toda vez que estos nunca se quedaron con la misma idea de negocio, evolucionaron a tal nivel que terminaron creando el servicio de streaming más popular a nivel mundial. Dato interesante para muchos, los fundadores de Netflix se acercaron en su momento a Blockbuster para ofrecerles ser parte de este negocio que hoy todos disfrutamos, y los de Blockbuster les dijeron que no, marcando con esa respuesta el final de lo que fue una empresa con presencia internacional y que hace muy poco terminó por cerrar su ultima tienda, ya cuando la quiebra terminó con ella por negarse a evolucionar.

Aunque a muchos nos cueste creerlo, porque básicamente nunca tuvimos en nuestro país dicho servicio, Netflix sigue arrendando películas en formato físico en algunos mercados y sus cifras son bastante llamativas, solo por dar un ejemplo, según la cuenta oficial de Twitter para este servicio, DVD Netflix, ya despacharon su formato físico numero 5 mil millones y plasmaron todo en un video que muestra la interesante marca.

Aunque la cifra es gigante, hay que decir que el servicio no pasa por su momento de máxima gloria llegando a los 2.4 millones de usuarios activos, cuando en el 2011 tenían una lista de clientes que superaba los 14 millones de suscriptores, pero con todo eso sigue siendo una entrada de dinero extra para la compañía que cualquier otro se querría, sobre todo los creadores de Blockbuster que no tuvieron más opción que ver como su marca se fue a banca rota por haber dicho que no a Netflix cuando le fueron a tocar la puerta pidiendo ayuda.

Fuente: DVD Netflix (Twitter).
Autor: Elias Villagrán Donaire.