Negocios son negocios: Samsung ganaría una fortuna por las ventas del iPhone X.

0
706

La rivalidad que existe en el mercado de los smartphones entre Apple y Samsung está bien lejos de ser una batalla campal cuando nos vamos al funcionamiento y negocios que pueda existir entre ambas compañías, que si, que al momento de vender el último smartphone lanzado al mercado por cada una sin duda existe una rivalidad, pero esto no quiere decir que Apple y Samsung se tengan jurada una guerra, no hay nada mas equivocado que eso, mucho más si vemos que como compañías, ambas llevan bastante tiempo trabajando juntas, Apple como el comprador y Samsung como el fabricante de componentes.

Actualmente Apple goza de buenas ventas del iPhone X, terminal que naturalmente muchos podrían denominar como “el rival a vencer” por parte de la firma surcoreana, pero que extrañamente beneficia -y de gran manera- a Samsung con ese éxito en ventas, esto porque uno de los componentes principales y exclusivos del iPhone del décimo aniversario es fabricado por Samsung, y este componente es su pantalla OLED.

Parte de los ingresos por concepto de ventas del iPhone X se van a Samsung, no creo necesario explicar detalladamente algo que ya es obvio, su pantalla la fabrica Samsung y por ende ellos ganarán más dinero mientras mas iPhone X venda Apple, y este ejercicio nos lleva a proyecciones financieras como la publicada por los chicos de The Investor, en donde se han dedicado a calcular cuánto dinero ganaría Samsung por la producción todas las pantallas OLED integradas a cada iPhone X.

Según los cálculos expuestos, Samsung vendería a Apple entre 180 y 200 millones de pantallas, para lograr con ello ganancias entre los USD $19,8 mil millones y los USD $22 mil millones. Si todavía les cuesta imaginar el impacto de las ganancias de Samsung solo por vender los paneles OLED a Apple para su iPhone X, pues les podríamos decir que estas ganancias que Samsung tendría gracias a la venta del iPhone X, serían el equivalente a vender cerca de 23 millones de Galaxy Note 8.

La proyección expuesta en este informe no deja lugar a dudas, entre las ganancias por terminales de gama alta y la venta de paneles OLED a Apple, Samsung tendría un balance de ganancias del 2017 con numerosos muy favorables, aunque esta realidad podría cambiar para el 2018 ya que Apple podría fragmentar la fabricación de futuros modelos.

Y así es como mientras muchos seguidores de Apple y Samsung se desviven por pelear, las compañías que defienden se dedican a hacer negocios a generar millones de dólares con sus productos, después de esto ¿alguno sigue pensando que Apple y Samsung son enemigos?, por lo menos yo diría que no.

Fuente: The Investor.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).