Microsoft tiene sus razones para seguir usando baterías en los mandos de la Xbox Series X.

0
283

Microsoft a estas alturas es la compañía más adelantada en cuanto a detalles sobre su nueva consola la Xbox Series X. Durante los últimos meses esta firma ha calculado con maestría cada nueva pieza de información lanzada en donde muestra el poderío de la plataforma.

A la fecha la cantidad de información que hay en torno a la próxima consola de Microsoft es bastante, y dentro de toda esa información que nos ha llegado, uno de los detalles que más ha llamado la atención y que cuenta con una fuerte critica por parte de los seguidores de la marca, es la revelación de que el control de la Xbox Series X seguirá utilizando baterías AA.

A ver, la molestia se entiende, quizá para los inicios de los controles inalámbricos de Microsoft el usar baterías AA era una decisión correcta, pero ya con el pasar de los años y viendo que la competencia se inclinaba por incluir baterías internas en los controles, no fueron pocos los que le pedían a gritos a Microsoft que se sumaran a esa idea, y justo ahora que todo apuntaba a que Microsoft marcaría un antes y un después en las consolas, persisten con esto de la dependencia de las baterías AA para sus controles.

Un portavoz de Microsoft se refirió al tema y esto fue lo que dijo:

“El control inalámbrico de la Xbox utiliza baterías AA para ofrecer opciones a los jugadores. Colocamos al jugador en el centro de la experiencia de juego, por lo que decidimos mantener las baterías AA en la Series X.

De esta manera, los jugadores pueden elegir si quieren usar baterías AA desechables, baterías AA recargables o en su defecto una batería recargable.”

La idea a primeras no se escucha convincente, pero al final se entiende -en algún momento- que esto daría mayores alternativas al usuario al momento de usar la consola, no como lo hace Sony, por ejemplo, que te quedas si batería en el control y si no tienes un cable largo para conectarlo y jugar no te queda mas que esperar a que este logre alcanzar un nivel de carga optimo y poder seguir jugando.

Otro punto a considerar tendría que ver con que el incluir baterías dentro del control se transforma en un problema cuando la vida útil de la misma se acaba, pero para los que tenemos una consola Sony, sabemos que para cuando la batería comienza a “morir” como componente, muy posiblemente el control esté lo suficientemente destrozado y pidiendo un cambio por uno nuevo, así que tampoco es que tenga mucho peso esa justificación, y la anterior tampoco para ser honesto, cuando llevas tiempo jugando con controles inalámbricos como los de la Playstation sabes aproximadamente cuanto durará la batería, y se vuelve casi instintivo el usar los tiempos lejos de la consola para dar ese empujón de energía que te puede faltar para el resto del día.

Fuente: Business Insider.