Microsoft “no da una” con las actualizaciones de Windows 10.

0
701

Quizá la mayoría de usuarios “promedio” que se han encontrado con Windows 10, tanto en su entorno personal como en el laboral, no se han dado cuenta de lo que está pasando en sus computadoras, saben que hay cosas que no funcionan bien pero como prácticamente se asume que es normal tener errores en Windows, pues aprenden a convivir con ello y siguen adelante.

Todos los sistemas operativos de computadoras tienen problemas de funcionamiento, eso es innegable, pero hay que ser honesto en decir que los de Microsoft lo llevan bastante peor en este aspecto frente a sus competidores, pero en el ultimo tiempo los usuarios de Windows 10 han sufrido una ola de problemas que tienen como origen sus actualizaciones, no es raro ver que un equipo con Windows 10 reciento instalado poco a poco empiece a tener problemas de funcionamiento conforme se le aplican las actualizaciones, y creanme que no es un tema de percepción, a diario trabajo con muchos equipos nuevos que traen Windows 10 de fabrica y basta con instalar actualizaciones para que empiecen a salir los problemas, dejan de funcionar cosas, otras se quedan “colgadas” y fuerzan errores, hasta errores que impiden el inicio normal de Windows con esa ya característica carita triste que te avisa que el ordenará se reiniciará dentro de algunos segundos.

Las actualizaciones de Windows 10 son un dolor de cabeza para Microsoft y si bien están preparadas para solucionar o prevenir problemas, parece que todo termina siendo al revés, como con la actualización KB4515384 lanzada recientemente para corregir problemas con el consumo de la CPU y otros varios, pero que al final de cuenta no es más que un llamado a otra serie de problemas en la barra de búsqueda, el centro de actividades de Windows, las conexiones USB y también errores de audio en el dispositivo. Resumen, vienen a solucionar algunos problemas dejando otros tantos en el camino, la tónica de toda la existencia de las actualizaciones de Windows 10.

Afortunadamente si eres un usuario habitual de Windows, sabes que si surge un problema luego de actualizar tu sistema operativo, basta con restaurar el sistema hasta un punto anterior,…. Porque supongo que antes de actualizar tu equipo te encargas primero de crear un nuevo punto de restauración en caso de emergencia, ¿o no?, si no lo haces, pues comienza a tomarlo como habito, de seguro te salvara de varios dolores de cabeza con el nuevo sistema operativo de Microsoft. Si llegas a tener problemas con la actualización, muchas veces estos se resuelven quitando dicha actualización.

Microsoft ya lanzó una nueva actualización para solucionar algunos de los problemas que dejó su actualización anterior, pero de verdad es recomendable quitar la actualización que dejó el problema y dejar de actualizar el equipo hasta que Microsoft solucione bien el problema de raíz y no empiece solo a parchar algunos de los problemas.

Podría decir que esta noticia me sorprende, pero no, como ya les dije, se lo que pueden llegar a traer las actualizaciones de Windows 10 a los equipos y no es la primera vez que veo como una vez aplicada una actualización todo queda patas arriba, y aunque suene inseguro, lo mejor es por ahora quitar las actualizaciones automáticas de Windows depositando toda la fe en que en unos meses Microsoft arregle todo lo que está haciendo mal con el tema actualizaciones.

Vía: Fayerwayer.
Autor: Elias Villagrán Donaire.