Londres deja en jaque a Uber.

0
633

Uber constantemente tiene que lidiar con los taxistas de cada lugar a donde llegan, y si bien es cierto son una tremenda opción de transporte para los que no tenemos automóvil, el servicio es constantemente cuestionado por los gobiernos de cada país y por el gremio de taxistas. Con todas esas Uber busca la forma de mantenerse operativo en muchos países del mundo y seguir creciendo de manera hasta desmedida, pero…. ¿Que pasa cuando una ciudad icónica de Uber en el mundo le da la espalda al servicio y le quita su licencia de funcionamiento?, la cosa cambia bastante.

Londres siempre fue uno de las ciudades icono de Uber, y es justamente el Departamento de Transporte de la ciudad quien hoy día le quita la licencia de funcionamiento a Uber, a la espera de que Uber haga algo y pueda seguir con sus servicios en dicha ciudad. El alegato o apelación de Uber tiene 21 días para ser presentado, días en que Uber puede seguir funcionando en Londres de manera provisoria y esperando subsanar todos los aspectos que hoy día le prohiben su funcionamiento.

El principal problema de Uber para su funcionamiento es el mismo que se repite en otras regiones: la falta de responsabilidad corporativa, que podría generar riesgos para la seguridad pública. Una de las pruebas de dicha falta de responsabilidad: no se reportan delitos (esto se produjo a raíz de las acusaciones hechas este verano por la Met Police de Londres de que Uber no ha denunciado los ataques sexuales de los conductores en su plataforma), aunque también hay otro bastante comentado relacionado con la manera en la que obtiene los certificados médicos de los conductores, o de cómo se obtienen las comprobaciones del Servicio Mejorado de Divulgación y Prohibición (DBS).

Con esta decisión tomada por parte del Departamento de Transporte de la ciudad de Londres, Uber no es apto ni apropiado para poseer una licencia de operador de alquiler privado.

Por su parte Uber intenta defenderse de la medida alegando que más de 3,5 millones de londinenses utilizan actualmente la plataforma, además de tener 40 mil personas trabajando en Uber, lo que de aplicarse esta medida se transforma en un problema complicado de resolver para la ciudad quien tendría que lidiar con el reclamo de millones de ciudadanos que utilizan Uber para transportarse y una cantidad importante de conductores que de un momento a otro quedarían sin trabajo, o que también termina siendo un problema para la ciudad.

Queda esperar estos 21 días para que Uber presente su apelación y se vea el futuro de Uber en Londres, aunque como viene siendo costumbre por parte de Uber, no sería extraño que buscaran el argumento especifico que les permitiera seguir funcionando por un tiempo más en esta ciudad.

Fuente: Xataka.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).