La batería del nuevo iPhone XS se está transformando en el nuevo dolor de cabeza de Apple.

0
409

Si ayer les hablábamos de los reportes que comienzan a aparecer en la web sobre los problemas de cobertura que tendrían los nuevos ejemplares de iPhone presentados el 12 de Septiembre pasado, hoy las cosas nos dejan entrever que Apple no llevará las ventas de sus nuevos dispositivos con normalidad ya que la cuestionada batería del iPhone XS no solo sería preocupante en especificaciones técnicas (me refiero a la cantidad de mAh que muestra en números), también habría una autonomía que no sería la esperada por los dueños de estos terminales, y hablo en plural porque sería un problema que afecta tanto a la versión XS como a la versión XS MAX.

Vamos a ver, luego de que llegaran las primeras unidades del iPhone XS a sus dueños y que los primeros “busquillas” se dieran cuenta que en el interior de estos ejemplares los mAh eran bastante bajos para el común de los dispositivos de gama alta de estos tiempos, desde ahí ya se veía que la cosa podría no ser tan positiva a favor de Apple, se entiende que al ser dueño del hardware y el software te permite manejar la autonomía de tus dispositivos, pero acá los números no daban para ser tan optimistas.

Como se veía venir, no serían pocos los que querrían poner a prueba a los nuevos ejemplares de Apple, como los chicos de Tom’s Guide que no demoraron mucho someter al más grande, el iPhone XS Max, a un decidir test de batería que arrojaría información interesante para nosotros,… para nosotros, porque para Apple el dichoso test no debió ser la mejor de las experiencias, sobre todo en estos días en donde Huawei hasta se dió el tiempo de reírse de Apple y sus usuarios en las filas para poder comprar los nuevos iPhone.

Vamos a comenzar diciendo que no estamos frente a resultados pesimistas, que el desempeño y la autonomía de los nuevos ejemplares de iPhone están dentro de lo esperadle, pero hay un detalle que de verdad no se puede dejar pasar: la batería de ambos XS duraría menos que la del iPhone X, algo que no debería suceder en estos tiempos donde se espera que las compañías por lo menos sepan mantener el desempeño de sus terminales en los distintos aspectos respecto a su antecesor.

La prueba a la que fueron sometidos los dispositivos tiene que ver con dispositivos con en el uso continúo del navegador web conectado a la red 4G, lo que dió como resultado estas cifras:

– iPhone X: 10 horas con 49 minutos
– iPhone XS Max: 10 horas con 38 minutos
– iPhone XS: 9 horas con 41 minutos

Aunque la lógica dicta que la evolución en el aspecto autonomía deberían ser mejor de un dispositivo a su sucesor, la verdad es que Apple ya había sido bastante reservado en la presentación de los dispositivos, se habló de una mejoría en autonomía que daba algunos minutos más de autonomía, pero nunca lo hicieron con un entusiasmo que nos dijera indirectamente que estábamos poco a poco alejando de los problemas de autonomía que por años atormentaron a los teléfonos de Apple.

Como conclusión por parte de los usuarios que desean actualizar su iPhone, creo que si la autonomía es un punto importante podrían aprovechar que el iPhone X ya lleva un año en el mercado que funciona de lo más bien y que posiblemente lo encuentren en un muy buen precio a estas alturas, la propuesta es la misma, solo que del 2017, lo que les llevará un buen dispositivo a su bolsillo y a un menor costo de lo que pagarían por el nuevo modelo que, hay que decirlo, a muchos decepcionó más de lo que encantó.

Fuente: Tom’s Guide.
Autor: Elias Villagrán Donaire.