Huawei desmiente reporte que habla de una baja en la producción de sus dispositivos.

0
256

Estados Unidos impuso un veto en contra de Huawei para que todas las compañías que tuvieran relación directa con la marca China rompieran sus lazos comerciales, y si bien es cierto que desde la vereda de los chinos todo parece ir bien -dentro de lo que se puede- traer una medida como esa- la verdad es que todo tendrá un impacto que cambiaría la hoja de ruta que tenían planificada no solo para el 2019, muy posiblemente también lo que tenían planificado para el 2020.

Las cosas están así, los teléfonos Huawei actualmente en el mercado no tendrán problemas luego de hacer efectivo el veto, pero la marca China está consiente de que recibieron un golpe fuerte por parte de EE.UU., golpe que muy posiblemente sembró una idea equivocada entre los usuarios de dispositivos Huawei y mucho más en quienes estaban considerando comprar uno de sus terminales, y al final del día todo eso se traduce en que no se venderán la cantidad de dispositivos proyectados a principio de año y tendrán que, muy a su pesar, poner freno a la linea de producción antes de lo esperado, pero un reporte de un medio Chino dice que ese freno se habría adelantado tanto que la marca desde ahora estaría ordenando la reducción en la producción.

Hasta el momento en que redactaba esta noticia todo parecía indicar (en base al dichoso reporte de medios chinos) que Huawei habría ordenado una baja en la producción y se informaba incluso que Foxconn era una de las primeras compañías que habría evidenciado dicha baja en la producción, pero resulta que Huawei acusó recibo de la información y saltó a descartar de una vez la información.

“Huawei desmiente esta información. Nuestros niveles de producción global son normales, sin ajuste alguno en cualquier dirección”. Fayerwayer.

A pesar de la información errónea entregada por medios Chinos, Huawei da señales de estar tranquilo luego del bloqueo impuesto por Estados Unidos, pero eso no significa que todo será fácil, la marca hoy se encuentra en una transición y se deben tomar decisiones como bajar la producción de manera adelantada a lo planeado, ya pensando en el futuro de sus nuevos dispositivos, con su propio sistema operativo y casi partiendo desde cero en esa labor de conquistar el mercado occidental y posicionarse nuevamente para el 2020 como uno de los más grandes vendedores de teléfonos inteligentes, una labor compleja, pero no imposible para quienes demostraron que llegaron a la industria de los dispositivos móviles no solo a participar, sino que a competir de igual a igual con los grandes.

Fuente: Fayerwayer.
Autor: Elias Villagrán Donaire.