Huawei comienza a recuperar aliados tras el veto impuesto por Estados Unidos.

0
231

Para una empresa, por más preparada que este, jamás será bueno que le impongan un veto, mucho menos en mercados importantes como Estados Unidos, por eso en el ultimo par de semanas hemos hablado mucho del futuro de Huawei sin todas las compañías que decidieron dejar de trabajar con ellos para evitar problemas con la administración Trump.

Desde que Huawei entró a la famosa “lista negra” de Donald Trump, muchas compañías y empresas se vieron en la necesidad de cortar relaciones con la marca China para evitar problemas, pero por lo visto luego de revisar la situación, algunas decidieron ignorar la medida de Estados Unidos para seguir trabajando con Huawei.

Las compañías mas grande como Google, Microsoft o Qualcomm se mantienen en su decisión de cortar relaciones con Huawei por el bien de sus propias compañías que podrían recibir “las penas del infierno” al desobedecer el veto impuesto por Estados Unidos, pero otras como Wi-Fi Alliance, SD Association; Bluetooth Special Interest Group y la JEDEC decidieron volver a sumar a Huawei como miembro de la lista de compañías oficiales que pueden hacer uso de sus productos y participar en la toma de decisiones.

Si bien las relaciones entre estas compañías y Huawei seguirían existiendo, hay que ser claros en decir que por ahora no existe un comunicado oficial en donde las empresas involucradas indiquen cuales son las actuales condiciones en la colaboración, no se sabe si todo sigue como antes o si se aseguraron de crear nuevos acuerdos que no se cruzaran con las prohibiciones que EE.UU. tiene para con Huawei. Estaremos atentos a lo que se pueda decir por parte de Huawei en estos días.

Actualmente Huawei se encuentra en un proceso complejo y a ratos extraño, esto porque si bien es cierto ellos ya tienen una hoja de ruta que posiblemente se inicie con el lanzamiento o presentación de su sistema operativo móvil por el mes de Junio o Julio, por otra parte existe la sensación de que las condiciones expuestas por Donald Trump podrían comenzar a cambiar, todo esto porque tras el veto impuesto por Estados Unidos, surgieron un montón de complicaciones logísticas y económicas para las mismas compañías estadounidenses, lo que de alguna forma podría forzar reuniones entre el empresariado y el gobierno para buscar una forma en que la relación de sus compañías con Huawei pueda seguir existiendo por el bien de todos, porque hasta hora y luego de varios días de dar vuelta al tema y viendo la reacción de la marca China, pareciera que son las compañías estadounidenses las que más pierden con todo esto, y eso que China no se ha manifestado siquiera respecto al tema, porque si lo hiciera y condicionara la actividad comercial de las empresas de Estados Unidos en su región, ahí si todo se tornaría mucho peor, y no creo que el gobierno de Estados Unidos quiera llegar eso para reconsiderar su pésima estrategia en esta guerra comercial.

Independiente de lo que Estados Unidos y sus compañías esten haciendo, Huawei por o visto sigue un camino que a estas alturas se ve que ya llevan largo rato caminando, dando fuerza a esa teoría que dice que Huawei hasta la fecha sigue colaborando con ciertas compañías occidentales solo para hacer más fáciles las cosas, no porque realmente dependan de ellas para funcionar y crecer.

Autor: Elias Villagrán Donaire.