Estados Unidos podría nuevamente considerar el aceptar móviles de la marca ZTE.

0
603

Desde que Trump asumió la presidencia de Estados Unidos, no son pocas las compañías que han tenido “cambios inesperados” en sus intenciones de entrar al mercado de dicho país, uno de ellas es ZTE quien, para decirlo de la manera mas simple posible, tiene vetado el ingreso de sus terminales a territorio de Trump.

La decisión que tomó en su momento Donald Trump tuvo consecuencias inmediatas sobre ZTE, la caída fue en picada libre y todo lo que tenía que ver con números iba con tendencia a lo negativo más que a lo positivo.

Si alguno de ustedes desconoce el motivo por el cual EE.UU. vetó a ZTE en territorio estadounidense, trataré de explicarlos e la manera más simple posible: ZTE tuvo la genial idea de vender tecnología a Irán y Corea del Norte, naciones que no son muy amigas de Trump, por lo que el mandatario decidió cortar toda relación con la compañía China, y no solo eso, tambien aplicó sanciones bastante estrictas.

Las sanciones que enfrentó ZTE por parte de Estados Unidos fueron monetarias y algunas que tenían que ver abiertamente con lo que podían o no seguir haciendo para seguir trabajando con Estados Unidos, pues bien, ZTE no cumplió todo lo que se pedía y pasó a formar parte de la lista negra de Trump.

Pues bien, tras el veto de ZTE, ahora resulta que Donald Trump se habría reunido con autoridades chinas, las que lo habrían hecho reconsiderar sus medidas contra la firma y ayudar a que esta repunte, o por lo menos así se puede ver en el siguiente tweet:


“El Presidente Xi de China, y yo, estamos trabajando juntos en una manera de devolver a la gigantesca compañía de teléfonos ZTE de vuelta en los negocios, rápido. Muchos trabajos se perdieron en China. El Departamento de Comercio ha sido instruido de hacerlo.”

Las reuniones entre EE.UU. y China no solo podrían destrabar las cosas para ZTE, también podría ser el inicio de conversaciones para que Huawei tenga un poco más fácil el poder cumplir su intención de llegar al mercado estadounidense, algo que hoy por hoy se ve como imposible y que con este acercamiento entre naciones podría acercar las partes para que todos puedan convivir de la mejor manera sin tener que prohibir la llegada de esta importante compañía, acusa hasta ahora de prácticamente utilizar sus dispositivos como un medio de espionaje por parte de China en contra de EE.UU., por eso tanto miedo y prohibición en contra de ciertas marcas.

Fuente: Donald Trump (Twitter).
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).