Elon Musk tendrá que apegarse a varias condiciones para seguir manifestándose en Twitter.

0
224

Las redes sociales llegaron hace algunos años para transformarse en parte de nuestras vidas, y en muchos casos llegaron a ser medios de comunicación para importantes personajes y compañías del mundo, algo que a primera vista no era una mala idea, pero pasa que tener en tu bolsillo todo el tiempo un dispositivo que te permite comunicar al mundo todo lo que se te venga a la mente puede llegar a ser peligroso si eres uno de esos personajes importantes en el mundo, sino mira a Donal Trump, solo por dar un ejemplo, presidente de los Estados Unidos que se ha dado el lujo de incluso comunicar despidos por medio de la red social de pajarito azul, y para que vamos a hablar de las innumerables oportunidades donde ha hecho sus descargos casi personales contra otras naciones.

Pues bien, Elon Musk es uno de los personajes que tiene bastante presencia en Twitter con una cantidad de seguidores que supera los 26 millones de seguidores, por lo que podrán imaginar que cada publicación del muchacho tiene un impacto importante en las redes sociales, algo que para muchos podría ser un sueño, pero que al creador de Tesla lo ha puesto en muchos aprietos, como cuando dijo en un tweet que aseguraba que tenía “fondos garantizados” para una adquisición privada de la compañía a $420 por acción. Esto llevó a la SEC a presentar una queja alegando que Musk había cometido fraude de valores. Este ejemplo es solo uno de los problemas que Musk ha tenido por culpa de tener cerca Twitter en momentos críticos de su vida personal y empresarial.

Tesla marginó a Musk de muchas cosas que tenían que ver con la compañía porque básicamente cada vez que aparecía por las redes sociales terminaba metiendo la pata, así que con el respeto que corresponde le pidieron que se alejara de la compañía y que fuera un poco -bastante- más reservado al momento de mezclar en sus Tweet el nombre de Tesla.

Elon Musk ya no es el CEO de Tesla y así será por los próximos casi 3 años, pero aún así sigue siendo un potencial problema llevando un smartphone con Twitter instalado, por lo mismo sus asesores crearon ciertas reglas que tendrá que seguir al momento de querer hablar de sus empresas en redes sociales, que si, podrá seguir escribiendo normalmente sobre lo grato que está el clima y lo entretenido que estuvo el convierto al que asistió, pero cuando se trate de datos “delicados”, pues tendrá que seguir un listado de reglas que lo llevaran casi siempre a tener que pedir autorización a sus asesores para publicar o no sus pensamientos sobre algún tema que pueda influir en su compañía.

Si son de los que están preguntado sobre cual será el contenido “delicado” que Elon Musk debe ser autorizado para tratar, acá les va la información:

– Cualquier información sobre la situación financiera u orientación de la empresa, posibles fusiones, adquisiciones o empresas conjuntas.

– Posibles propuestas; números de producción o número de ventas o entrega (real, pronosticado o proyectado).

– Líneas de negocios nuevas o propuestas que no están relacionadas con las líneas de negocios existentes en ese momento (actualmente incluye vehículos, transporte y productos de energía sostenible).

– Números de proyección, pronóstico o estimación con respecto al negocio de Tesla que no se hayan publicado previamente en las guías oficiales de la compañía.

– Eventos relacionados con los valores de la compañía (incluida la adquisición o enajenación de acciones de Musk)

– Conclusiones o decisiones legales o reglamentarias no públicas.

– Cualquier evento que requiera la presentación de un Formulario 8-K, como un cambio en el control o un cambio en los directores de la compañía; cualquier funcionario ejecutivo principal, presidente, oficial financiero principal, contable principal, oficial de operaciones principal o cualquier persona que desempeñe funciones similares

Llámenle precauciones, llámenle castigo, pero la cosa es que Elon Musk está pagando por su imprudencia al momento de escribir en Twitter, algo que creo le hará bien para su imagen que en el ultimo año se fue casi en caída libre entre tanto problema personal y la ingrata realidad económica que estaría pasando Tesla. De seguro estas reglas mantendrán en linea a Musk y pondrá todo en orden para que ni el ni su compañía se vean perjudicados en el futuro.

Autor: Elias Villagrán Donaire.