Elon Musk sorprende con su intensión de privatizar Tesla.

0
234

Elon Musk es de los que utiliza bastante sus redes sociales para comunicar todo lo que este pasando en su vida empresarial, pero cuando nadie lo vió venir este viene y anuncia que tiene intenciones de privatizar Tesla y con ellos todo se puso patas arriba, las acciones de la compañía se fueron por las nubes y Tesla suspendió sus actividades en la Bolsa, y todo eso en un día.

Mientras todos estaban tratando de dilucidar, si se trataba de una de sus típicas declaraciones o un ataque humorístico del influyente empresario, Elon Musk dejó saber que sus intenciones de convertir a Tesla en una compañía privada son serias, y explicó sus razones en un correo electrónico enviado a sus empleados.

Una de las primeras razones que expuso, es que desea crear un ambiente productivo en Tesla y eficiente operativamente, que no puede darse en el contexto de una empresa pública:

“Como empresa pública, estamos sujetos a cambios bruscos en el precio de nuestras acciones que pueden ser una gran distracción para todos los que trabajan en Tesla, todos ellos accionistas […]”

Por otro lado, asegura que la dinámica a la que se somete una empresa pública, no permite trabajar en una visión a largo plazo:

“Ser público también nos somete al ciclo de ganancias trimestrales que ejerce una presión enorme sobre Tesla para tomar decisiones que pueden ser adecuadas para un trimestre determinado, pero no necesariamente a largo plazo. […]”

Para ilustrar el punto, Elon Musk utiliza a SpaceX como ejemplo, resaltando su potencial operativo, ya que es una empresa privada que no tiene que lidiar con los factores que menciona anteriormente. Después de explicar su visión para Tesla como una empresa privada, aclaró que no piensa en la privatización como un modelo a largo plazo:

“En el futuro, una vez que Tesla entre en una fase de crecimiento más lento y más predecible, es probable que tenga sentido regresar a los mercados públicos.”

Otro punto que aclaró en el comunicado, es que SpaceX no se verá afectada, si es que Tesla llega a privatizarse en algún momento. Tesla y SpaceX no se fusionarían, seguirían trabajando de manera independiente.

Por último, Elon Musk detalló su plan para la privatización, con una propuesta inicial:

“En primer lugar, me gustaría estructurar esto de forma que todos los accionistas puedan elegir. Pueden permanecer como inversores en un Tesla privado o pueden ser comprados a 420 dólares por acción, lo que supone una prima del 20% sobre el precio de la acción, tras nuestra llamada de beneficios del segundo trimestre (que ya había aumentado un 16%)”

Fuente: Wwwhatsnew.