El tema de la obsolescencia programada de las baterías de Apple sigue dando dolores de cabeza a la compañía.

0
385

Quizá muchos lo olvidaron entre tanto anuncio que existe en el mundo de los teléfonos inteligentes, pero Apple lleva par de años batallando con sus clientes por algo que en un principio se llamó especulación, pero que al final de todo termino siendo una realidad preocupante y uno de los tropiezos feos de la marca en su historia: Apple disminuía la autonomía de sus equipos mas antiguos por medio de actualizaciones de sistema.

La mayoría le llama obsolescencia programada y así es como se le ha ido llamando al comportamiento que algunos fabricantes han tenido para en cierta forma obligar a que los usuarios de sus dispositivos vayan mirando opciones de renovar su terminal que de un año a otro comenzó a sufrir problemas, tanto de autonomía como en su funcionamiento que decaía de manera importante.

Aunque Apple al principio intento defenderse de la acusación de las baterías de sus teléfonos más antiguos, terminó por asumir que sus actualizaciones provocaba un perjuicio al rendimiento de sus equipos antiguos, pero eso cuando ya un montón de usuarios se había volcado a denunciarlos.

Apple claramente intentó safar de las acusaciones apelando a que sus actualizaciones buscaban hacer mas lentos los dispositivos para que esos terminales mas antiguos no tuvieran problemas con su batería, pero en el fondo la mayoría no se tragó la excusa y vio lo que era evidente, Apple quería aburrir a los usuarios de esos teléfonos viejos y los hacia pensar en la renovación,…. Lo que no creo que haya previsto es que con eso muchos de sus usuarios fieles decidieron cruzar la calle y pasarse a Android, mientras que otros les metieron denuncias para exigir compensaciones por los perjuicios ocasionados con sus actualizaciones.

El juicio que metieron colectivamente los usuarios que se sintieron perjudicados por lo que muchos llaman “Batterygate”sigue su curso y hasta ahora la balanza parece inclinarse para el lado de los acusadores, dejando a Apple con una compensación a pagar por persona que iría entre los USD $25 como mínimo y los USD $46 como máximo, obviamente si eres parte de esa demanda colectiva que concentró a miles de personas que se sintieron afectadas por la mala decisión de Apple.

Uno podría decir “bueno, pagar esa suma de dinero para Apple son migajas”, y puede que si lo sea, pero en total estaríamos hablando de un pago total que iría entre los $310 millones de dólares y hasta $500 millones de dólares, cifra que está lejos de ser menor, incluso para Apple, más si consideramos que esto es solo una parte del problema ya que Apple pasó meses bajo la critica de todos, no solo de sus críticos, también de sus clientes.

Todavía queda juicio por recorrer y las condiciones podrían cambiar según la apelación de las partes, pero en cuanto tengamos información se las haremos llegar por este medio.