El Galaxy Z Flip llega a las manos de JerryRigEverything.

0
401

Si el ciclo de vida de un ser vivo es nacer, crecer, reproducirse y morir, pues en el mundo de la tecnología móvil podríamos decir que la cosa va de nacer, lanzarse al mercado, caer en las manos de JerryRigEverything y morir, o por lo menos eso pasa en todo y cada unos de los nuevos dispositivos que llegan a las manos del popular canal de Youtube donde se especializan en “torturar” los teléfonos para ver que tan resistentes son.

Es un clásico de Youtube tras cada lanzamiento y el Galaxy Z Flip no se iba a escapar fácilmente de sus pruebas, y es que JerryRigEverything intenta con cada una de las pruebas llevar al extremo (razonable) la resistencia del teléfono y en lo que respecta al nuevo plegable de Samsung todo parecía mucho más interesante porque hay algunos componentes como la pantalla que cambian de materiales, lo que de base ya es distinto a lo que se suele ver al querer llevar al extremo una pantalla que habitualmente es de cristal.

Sin más rodeos les dejamos el video del test de resistencia del Galaxy Z Flip:

El Galaxy Z Flip es muy atractivo como terminal, mezcla un muy buen diseño con la característica de ser plegable, no hay quien ponga en duda eso, pero la primera prueba tiene que ver con la pantalla y desde ahí la cosa se ponía cuesta arriba, porque las herramientas que habitualmente se utilizan son para buscar rayar el cristal y acá estallamos frente a un panel que es plástico, lo que luego de los primeros números ya se veía con claridad, la pantalla se marcaba mucho y no se necesitaba siquiera una herramienta con punta para hacerlo, la superficie es tan sensible que si presionas con la uña del dedo ya puedes comenzar a ver como queda un rastro que a muchos no les gustará ver en un terminal de USD $1.400.

En lo que respecta a los materiales, todo de muy buenos acabados y aunque sufre bastante cuando se raspa con un filo, no responde peor que otros terminales que hayan pasado por las manos de ese canal de Youtube. Si rayas el lector de huellas de manera seria, olvídate de que seguirá funcionando, otro punto que se repite con la mayoría de dispositivos que pasan por ese maltrato.

La prueba de resistencia al ser doblado debo asumir que salió mucho mejor de lo que esperaba, uno pensaría que en el ligar del pliegue tras presionar en contra todo se va a desarmar, pero no, algo de daños en el borde a la altura de la articulación pero por la parte del frente aguantó mucha presión (realizada con las manos), lo que no se puede decir de la parte trasera que tras unos momentos de presión terminó por hacer estallar el material de la parte posterior, el mismo que delata demasiado las huellas dactilares del usuario y que estropean bastante la estética del dispositivo en cuanto lo sacas de la caja.

Cuando llegamos a la prueba del fuego en la pantalla, todo se torna algo más complejo que con los terminales que llevan cristal, acá tenemos plástico y se sabe que el plástico no es para nada amigo del fuego, pero con todo eso el resultado al test de resistencia es bueno, se delata una marca en la batalla, pero no termina de emocionar del todo la superficie y si bien deja una marca, todo sigue funcionando sin problemas aparentemente.

La pantalla era el objetivo a torturar en el video y así lo hizo ver el protagonista, si en un principio se intentó rayar la pantalla, ahora el intento iba por perforar la pantalla plástica, algo que se realizó con relativa facilidad con herramientas que cuentan con una punta dura y fina que termine creando lineas de “pixeles quemados” y un extraño rastro negro que se extendía de cada linea oscura cuando presionabas un poco sobre ellas, como si de un liquido se tratara.

La tortura, aunque fuerte, terminó con un Galaxy Z Flip bastante entero para lo que se esperaba de este terminal, muchos esperábamos que se partiera a la mitad cuando se aplicó fuerza pero no pasó mucho con eso, la pantalla sufrió pero como sufriría cualquier pantalla plástica y los materiales se rayaron al pasar un filo, algo que siempre pasa en la mayoría de los cuerpos de metal pintados o protegidos con película plástica, lo que podría darnos como conclusión que este terminal es un duro de matar y que no sufrirá mas que otros terminales que se venden en el mercado, incluso me arriesgo a decir que tiene mucho menos posibilidades de tener problemas con la pantalla si este cae boca abajo al piso, prueba simple, pero que muchos no pasan, ni el iPhone que con todo lo que cuesta a veces basta un metro para que su pantalla estalle y pida recambio.

Fuente: JerryRigEverything (Youtube).