El Galaxy S9 se devalúa con la misma facilidad de sus antecesores.

0
571

Cuando hablamos de dispositivos de gama alta, Samsung siempre estará como uno de los fabricantes que dará que hablar, hacen buenos productos y se mantienen en la cima de los que se dedican a fabricar dispositivos Android,… aunque Huawei cada vez se la pone más difícil.

Lanzan buenos terminales, son de lo más vendido, cumplen con lo que todos queremos llevar en el bolsillo al momento de pensar en un smartphone, pero por algún motivo esos dispositivos que llegan a costar hasta USD$1.000 (en sus configuraciones más avanzadas), llegan a un punto en que comienzan a desvalorares casi en caída libre, y ni siquiera hablamos de terminales que tienen 2 años, basta con solo unos meses para que ese terminal por el que pagaste tanto, deje de ser valioso y muchos lo obtengan por la mitad del precio.

No hay que ser adivino para saber que los dispositivos Android tienden a devaluarse rápido, pero uno no espera que pase eso con Samsung, mucho menos con sus gama alta, pero año tras año vemos que la historia se repite, y en el caso del Galaxy S9 la cosa no va muy distinto.

La gente de BankMyCell hizo un estudio del antes y después del Galaxy S9, el mismo que salió al mercado norteamericano en un precio de referencia de USD$720 en Marzo del año pasado, y que ahora cuesta USD$290, lo que habla de una devaluación del 60% de su precio inicial.

Ok, muchos pueden decir que ha pasado un año y que es algo normal, pero resulta que el Galaxy S9 comenzó a devaluarse desde el primer mes de ventas, mes en que bajó un 10% de su valor, algo que de seguro no es nada bueno para Samsung y mucho menos para quienes compran un dispositivo con la idea de cada 1 o 2 años venderlo y con ese dinero ir por uno nuevo.

Ahora, se que muchos estarán diciendo: “Pero Elias, las otras marcas también se devalúan, incluso Apple ve como su iPhone se devalúa”, y si, es verdad, todos los smartphones van a bajar su precio a medida que pasan los meses, pero por ejemplo, el iPhone X salió al mercado en la misma temporada que el Galaxy S9, el mismo año, y salió por un valor de casi USD$1.000, y en 9 meses solo se devaluó como mucho un 31%, casi la mitad de lo que bajo el S9 de Samsung.

El estudio advierte que la bajada de precios en el segmento Android es casi una tendencia pareja para la mayoría de fabricantes y que si bien Apple se comporta relativamente mejor hasta el noveno mes de ventas, luego comienza a bajar su precio de manera considerable, algo que obviamente no obedece a la intensión de Apple de ganar en ventas como sea, es porque se acerca el lanzamiento del próximo ejemplar y hay que comenzar a liquidar el stock, algo que en lo personal creo que no es el caso de Samsung que mantiene su precio inicial por muy poco tiempo.

Bajo mi forma de ver las cosas, más que preocuparme de la devaluación de los precios de un dispositivo, comenzaría a prestar mayor atención a como “envejecen los dispositivos de Samsung”, ese es un punto que vale la pena analizar ya que no hay mucho problema si no puedo obtener un gran precio de reventa para mi dispositivo, se puede vivir con eso, tendrás que esperar un poco más de tiempo para ahorrar dinero y ya está, pero pasa que con los dispositivos Samsung se ve como después del primer año su funcionamiento deja de ser optimo, empiezan a salir problemas de hardware preocupantes y puedes ver como en menos de 2 años ya estas pensando en cambiar tu smartphone, no por gusto, sino que por necesidad, y que si a eso le sumas que la reventa te deja un precio bajo, todo puede terminar en algunos clientes mirando a la competencia a ver si ahí la cosa mejora un poco.

Fuente: BankMyCell.
Autor: Elias Villagrán Donaire.