El el servicio postal nacional de Suiza suspende repartos por drones luego de un accidente.

0
262

Si en un momento de nuestra niñez llegamos a pensar que los despachos de correspondencia y envío de paquetes solo correspondían a una labor desempeñada exclusivamente por carteros y repartidores, hoy nos encontramos con la tecnología de frente y vemos como distintas compañías, como Amazon, se encuentran trabajando en nuevas formas de hacer llegar los productos a sus clientes sin tener la necesidad de que una persona llegue hasta la puerta de tu casa. La forma más novedosa por estos tiempos tiene que ver con los envíos con drones, envíos que ya llevan bastante tiempo surcando los cielos de algunas ciudades para en tiempos cortos enviar desde documentación, productos, e incluso muestras de sangre entre hospitales con tiempos de espera muy bajos comparados con un envío tradicional por tierra.

El el servicio postal nacional de Suiza, también conocido como Swiss Post, era uno de los que ya utilizaba los drones para realizar entregas a los clientes, eso hasta que hace unos días un accidente interrumpido todo tipo de entregas por este medio.

¿Cual fue el problemas?, uno de los drones se precipitó a tierra de manera accidental, y si, tengo claro que muchos de ustedes estarán a punto de decirme “pero Elias, esos drones cuentan con un sistema de paracaídas que evita un desplome a gran altitud”, y lo se, pero pasa que el sistema de paracaídas no funcionó y la pequeña aeronave se vino al piso, y no conforme con lo grave del asunto, se desplomó cerca de un grupo de niños, lo que terminó con la interrupción de este tipo de despachos de una vez.

Hay que señalar que si bien estos drones pueden en apariencia parecer a los que vemos en el comercio, en realidad son naves mucho más grandes y pesadas, por lo que cayó al piso y cerca de los niños no fue precisamente un dron de DJI, solo para dar un ejemplo.

Todo el sistema de entrega y el funcionamiento del servicio está bajo investigación y se encontrará así hasta que se determinan las causas que dieron origen a este lamentable incidente, sin dejar de lado el sistema de paracaídas que no funcionó como debió.

El hecho no es un caso aislado ya que Swiss Post ya había presentado un incidente anteriormente, con la ventaja de que el desplome fue sobre un lago y lejos de personas, pero no por eso es menos preocupante para la empresa ya que el caer ahí fue solo cosa de suerte, pudo ser ahí como en la cabeza de una persona y por lo mismo serán exhaustivos en la revisión de su servicio y medidas de seguridad para volver a habilitarlo nuevamente.

Fuente: Spectrum.
Autor: Elias Villagrán Donaire.