Doogee tiene en su catálogo un teléfono capaz de reproducir 20 horas de video con una carga de batería.

0
229

No hay que ser muy visionario para darse cuenta que las marcas chinas están llegando con fuerza al mercado de los teléfonos inteligentes, y que si bien los nombres que por estos días los que más suenan los de Huawei, Xiaomi y recientemente Oppo, existen algunas marcas que llevan tiempo trabajando en buenos dispositivos, pero con un perfil un poco más bajo ya que se manejan básicamente en el mercado asiático y sin un protagonismo tan grande.

Dentro de las marcas buenas que se conocen poco podemos encontrar a Doogee, marca que viene entregando dispositivos con características y precios interesantes desde el año 2013 y que se busca formas en que prácticamente nadie pueda competirles en su segmento de productos. Aclaramos desde ya que no son terminales de gama alta, mucho menos Premium, pero ¿quien dijo que el mundo de los smartphones solo es de gamas altas?, la mayoría de usuarios del mundo no tienen para pagar mil dólares por un teléfono y es ahí cuando Doogee se transforma en una buena alternativa para los une no tenemos gran presupuesto.

Doogee lleva en su catalogo un terminal que lleva su mayor fortaleza en la autonomía, se llama Doogee N100 e integra una batería de 10 mil mAh, cantidad que duplica a la de sus modelos antecesores, el S90 y el S95 Pro y teléfonos de fabricantes rivales como el Galaxy S20 Ultra Samsung u otros como el iPhone 11 Pro Max, de solo 3500 mAh y el Pixel 4 XL de Google con 3700 mAh.

Sus fabricantes no se quedan solo en la cantidad de batería, obviamente iban a comenzar a buscar equivalencias en tiempo de uso y así es como ostentan el poder llegar a las 100 horas de conversación telefónica y 20 horas de reproducción de videos y jugar videojuegos, además de poder reproducir 35 horas seguidas de música.

El Doogee N100 posee una gran batería, eso es cierto, pero a diferencia de lo que muchos podíamos esperar de este terminal, es capaz de llevar su carga de 0 al 100% por medio de su conector USB-C en tan solo 3.5 horas, además de contar con la posibilidad de cargar su batería de forma inalámbrica mediante el estándar Qi.

Cuando ya pensábamos que el Doogee N100 no podía dar más con su gran batería, su fabricante nos dice que puede funcionar como batería externa ya que cuenta con carga inversa OTG incorporada para proporcionar energía a otros dispositivos en caso de emergencia.

El fuerte de este terminal es su batería y su autonomía, por lo que pueden esperar que el resto del hardware venga bastante recortado respecto a otros terminales disponibles en el mercado donde este quedaría relegado a la gama media e incluso media/baja si lo comparamos con el hardware que se usa mayormente dentro de los fabricantes más grandes.

Dentro de sus especificaciones técnicas podemos encontrar una pantalla de 5.99 pulgadas, procesador Mediatek Helio P23 de 8 núcleos, memoria RAM de 4 GB, almacenamiento interno en 64 GB y la cámara, 21 megapíxeles la principal mientras que las secundarias en 8 megapíxeles, aspectos que resultan inferiores en comparación con su antecesor, el S95 Pro.

En cuanto a diseño Doogee no cambia mucho la formula que lleva en el ultimo tiempo, intentan poblar el frontal de la mayor cantidad de pantalla posible pero claramente llevan mas marcos de lo que uno espera por estos tiempos, aunque si eres de los que no le importa mucho la estética de seguro esto no será un inconveniente, sobre todo si consideramos que su precio va de los USD $160 a los USD $200 en las tiendas chinas online como Aliexpress , Banggood o Doogee Mall, su propia tienda online, donde obviamente ya puedes comprarlos sin problemas.