De dulce y de agraz: Netflix tiene balance trimestral “positivo” pero sigue perdiendo suscriptores.

0
193

Sin ser un especialista en esto de los negocios, hace bastante tiempo veía venir lo que le está pasando a Netflix, era inevitable que luego de ir en alza sin que nadie pusiera competencia al frente, estos no llegaran a un punto donde se estancaran y hasta se vinieran a pique cuando apareciera competencia.

Netflix por mucho tiempo fue el rey del segmento sin discusión alguna, pero la oferta de este tipo de servicios ha crecido y por ende los potenciales clientes y los mismos clientes del servicio barajan cambiar de rumbo, lo que inevitablemente se va a traducir en perdidas o balances no tan positivos para Netflix.

El popular servicio de streaming no lo viene pasando bien, desde que anunciaron Apple TV+ y Disney+ todo se puso cuesta arriba para Netflix y eso se ha traducido en bajas en ganancias y menos suscripciones mes tras mes, sin ir más lejos hace un mes les hablábamos de lo preocupante de la situación y hoy nos llega nueva información sobre el tercer trimestre, el que viene con buenas y malas noticias, todo según el punto de vista desde el que se mire.

Netflix cerró el tercer trimestre del 2019 con un beneficio de USD $665 millones, lo que se traduce en una mejora del 65% si lo comparamos con el mismo periodo del año 2018.

En cuanto a ganancias, Netflix recibió ingresos por un valor de USD $5.245 millones, nada mal para sus más de 158 millones de suscriptores. El incremento en ingresos equivale a un 31%, casi llegando a lo que los analistas más optimistas esperaban en sus reportes, quedando solo un poco por debajo a esas predicciones.

Por si todavía no se dan cuenta, la debacle que se esperaba el mes pasado respecto a las ganancias de Netflix termino por no ser tan grave, pero sigue existiendo un dato que deja todo en dudas, siguen perdiendo suscriptores (en EE.UU.) y eso que el resto de servicios todavía no dan para llamarlos “competencia directa”, algo que claramente puede ser una mala señal para el próximo año donde se espera que los nuevos servicios se encuentren pisando fuerte el mercado y con una oferta de bajos precios que podría quitar muchos clientes a Netflix y agravar mucho más el delicado panorama financiero del popular servicio de streaming.

Autor: Elias Villagrán Donaire.