Buenas noticias para quienes ven un mundo con vehículos eléctricos.

0
684

Cada vez se ven más vehículos eléctricos por las calles, pero su llegada masiva a tardado más de lo que muchos esperábamos, y es que el tema de costos todavía está bastante elevado, sobre todo al momento de llegar al apartado de las baterías, componente que tiene una producción de costo elevado, algo que por estos días se ha transformado en una piedra en el zapato importante al momento de elegir entre un vehículo con combustible tradicional o uno eléctrico,… bueno, también hay que culpar al poco interés de las ciudades por implementar mejores condiciones de recarga para quienes opten por llevar un vehículo impulsado por electricidad hasta su casa.

Pues bien, si hay alguien que tiene voz al momento de hablar de las baterías para vehículos, ese es Elon Musk, el mismo que acaba de anunciar en su informe a inversionistas de Tesla, que los precios de las celdas de las baterías de los autos podría bajar mucho, tanto que romperían la barrera de los USD $100 por KWh, lo que podría darse incluso este mismo año dependiendo de algunos cambios en la fábrica misma que provee a Tesla de baterías.

Elon Musk no se quede solo con el primer anuncio, lo complementa con una noticia aún mejor, dice que en un plazo de dos años el pack completo de celdas de batería podría costar USD $100 por KWh, casi dejando dicho que la bajada de precios llegará si o si, y que lo único que se esta viendo es si eso es en el corto o mediano plazo.

Esto supondría un avance importante porque en general los expertos concuerdan que ese es el punto de inflexión en el precio de los vehículos eléctricos. Y si ese precio se estandariza, entonces un vehículo eléctrico podría ser más barato que uno a combustible tradicional.

El tema de la baja de precios en las baterías no es nuevo, sin ir más lejos un análisis realizado por Bloomberg ya había dicho que todo esto avanzaría más rápido si el precio de las baterías disminuía, aunque por ese entonces las proyecciones realizadas por ellos hablaban de un plazo que se extendía hasta el 2022, fecha que es superada por bastante en las predicciones de Tesla.

La inminente baja en los precios de las baterías terminarían por desencadenar en una masificación de los vehículos eléctricos a nivel mundial, que de salir todo bien y ser aceptados por los usuarios, estaríamos prontos a ver el inicio del fin para los vehículos que funcionan con petróleo o derivados del mismo, algo que iría en directo beneficio del planeta, y porque no decirlo, del bolsillo de sus dueños ya que se sabe que en muchos casos variar las baterías de un carro eléctrico para un mes de uso conlleva un gasto menor del que lleva un vehículo que funcione con combustibles fósiles.

De seguro el cambio de combustibles “tradicionales” a electricidad será complejo, no por los pro y contras que puedan presentar estos combustibles, sino que el tema del combustible que actualmente se usa para los automóviles esta en manos de gente bastante poderosa que difícilmente van a querer que loe vehículos eléctricos lleguen fácilmente a los mercados, después de todo, no creo que a algún empresario le guste ver como su negocio de petróleo y derivados se va al piso por nuevas tecnologías eléctricas, y por lo mismo creo que más de alguna traba tendrán los vehículos eléctricos en los años que vienen, aunque nada que no puedan superar si la propuesta es buena y demuestra que es mucho mejor opción que la actual forma de mover los vehículos.

Fuente: Clean Technica.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).