Apple vuelve a tomar medidas luego de que el Coronavirus Covid-19 iniciara su fase de pandemia.

0
500

El tema del Coronavirus Covid-19 es complejo y no ha dejado de serlo en todas estas semanas, y si bien es cierto que la enfermedad inicia una nueva fase que la deja en categoría de pandemia por la cantidad de enfermos a nivel global, siempre ha sido de cuidado, no por nada la OMS desde que supo del problema envino protocolos de seguridad al mundo entero para que todos se prepararan de la mejor manera posible.

La población de muchos países en el mundo esta alerta frente al Coronavirus Covid-19 y las medidas en muchos países son extremas, pero no solo en los habitantes de una ciudad o país también en los protocolos de las distintas empresas que han visto como una enfermedad es capaz de cambiar todo el panorama productivo de un año.

Apple es de las compañías que lleva varias semanas implementando diversas medidas preventivas entre sus trabajadores de las distintas partes del mundo, y ahora que el Coronavirus Covid-19 pasó a su fase de pandemia, siguen tomando medidas en sus tiendas para colaborar en que esta enfermedad no siga propagandose sin control. Los que han visitado una Apple Store saben la dinámica de las tiendas, además de tener los productos en exhibición, existe la posibilidad de probarse los Apple Watch y los AirPods, algo que desde ahora cambiará como parte de una nueva ola de medidas tomadas por la compañía.

La primera medida nueva que tomó Apple en sus tiendas es reducir la cantidad de clientes, por razones obvias, a más gente junta, más fácil es crear un foco infeccioso, y lo segundo es no invitar a que los clientes prueben las unidades de Apple Watch y AirPods que tengan en exhibición dentro de la tienda.

No es una prohibición estricta y directa para ser honesto, pero los vendedores que antes buscaban con entusiasmo que tu como cliente probaras las bondades de estos productos, ya no van a insistir ni sugerir el tema para evitar que algunos posible infectado por Coronavirus pueda dejar la infección en estos dispositivos y contagie a otros.

Aunque desde afuera la medida puede sonar impopular, no creo que sean muchos los clientes que se opongan a esta, porque básicamente es su salud la que buscan cuidar no dejando que otros prueben estos dispositivos en exhibición y no creo que los clientes busquen correr riesgos innecesarios, es más, dudo que muchos siquiera tengan intensión de salir de comprar como están las cosas por EE.UU., así que no creo que cause un efecto negativo sobre la percepción que tiene la gente sobre las tiendas Apple.

Fuente: Business Insider.