Apple demostró que no se olvida de quienes filtran sus productos antes de las presentaciones.

0
1294

El mundo de los dispositivos móviles ha explotado e gran manera en los últimos 3 años, y si hace 3 años atrás ya teníamos personajes que nos filtraban información, fotografías y hasta videos de los dispositivos, podrán imaginar la cantidad de esos personajes que existen por estos días, y no solo hablamos de gente que tiene contactos con personal de las fabricas o empresas, ahora son los mismos trabajadores de las compañías los que se encargan de filtrar todo sin intermediarios, cuando antes casi siempre todo llegaba de la mano de un medio que pagaba altas sumas de dinero por ser el primero en filtrar, por ejemplo, el nuevo iPhone de Apple.

No fueron pocas las reuniones arruinadas a Apple, Samsung y varias otras compañías en la previa de sus presentaciones, siempre se filtraba algo, sobre todo de Apple que en su momento llegó a ser el que mas perdía en el factor sorpresa antes de cada Keynote, en muchos casos con días de anticipación ya conocíamos la mayoría de detalles del nuevo dispositivo, y por lo mismo Apple se propuso acabar con esto de las filtraciones, llegando incluso hace par de años a pedir ayuda al gobierno Chino para que les ayudaran a controlar este tema en las fabricas donde se producían los dispositivos de Apple.

Ha pasado tiempo, y en verdad la realidad de Apple respecto a las filtraciones es muy distinta a la de años atrás, existen filtraciones, pero mucho menos de lo que se veía antes, sobre todo en etapa de diseño y producción, mucho más si lo comparamos a otras compañías que hasta dan para pensar que ellas mismas son quienes entregan la información en la previa de sus presentaciones solo para generar revuelo y que se hable de su producto antes de la presentación oficial.

La noticia que ahora llega gracias a Bloomberg termina por confirmar lo que Apple se tomó en serio esto de las filtraciones dentro desde dentro de la compañía, muestra de ellos es un memo interno, donde Apple informa a sus empleados que el año pasado encontraron un total de 29 filtradores de información dentro de la marca, de los cuales 12 fueron detenidos por las autoridades.

“En muchos casos, los filtradores no entran a eso a a la empresa. En vez, personas que trabajan para Apple son objetivo de la prensa, analistas y bloggers que se hacen amigos de ellos en redes sociales como LinkedIn, Twitter y Facebook y tratan de sacarles información. Aunque pueda parecer halagador ser considerado, es importante recordar que te están engañando. El éxito de estos “afuerinos” es medido por obtener secretos de Apple de ti y hacerlos públicos. Una pista sobre un producto no lanzado de Apple puede generar tráfico masivo para una publicación y beneficiar al reportero que lo escribió, pero el empleado de Apple que lo filtró tiene todo para perder.”

Luego de leer el mensaje por parte de Apple, creo que queda bastante claro a todos los que recibieron dicho memo, que lo mejor es mantenerse al margen de cualquier tema relacionado con filtraciones, porque básicamente lo que les dijeron fue que tarde o temprano ellos terminan enterándose de quienes son los que filtran la información, y que quien filtra puede terminar en graves problemas con la justicia.

Por contraparte, resulta hasta cómico leer el memo enviado a los trabajadores de Apple hablando de quienes filtran información y los que les pasa si se atreven a filtrar cosas, porque este memo también se filtró, lo que da para pensar que más de alguno no está muy preocupado por lo que pueda pasarle por andar filtrando cosas de la empresa, como este memo que solo era para los trabajadores y que ahora todos podemos leer.

Lamentablemente para Apple, su marca es quizá la que mayor interés despierte en el mundo cuando se habla de tecnología y por lo mismo siempre existirá gente dispuesta a pagar por información exclusiva, y siempre habrá gente dispuesta a ganar un dinero extra corriendo los riesgos, para mala suerte de las presentaciones de Apple.

Fuente: Bloomberg.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).