Android Oreo sigue la maldición de “la última versión de Android”.

0
666

Año tras año Google nos presenta la actualización de su sistema operativo móvil, cada vez con mejoras en los distintos aspectos, tanto en funcionalidad como en seguridad, pero lamentablemente parece que el trabajo realizado por la gente de Android parece no importar mucho en el mundo de los fabricantes, algo que al final termina repercutiendo negativamente en las cifras de Android, casi como dejando de culpable a Google, cuando no puede haber una acusación más injusta.

Google cumple, siempre lo ha hecho, cada año nos presenta en la Google I/O su nueva versión de Android, las fases Beta se realizan sin problemas, ellos entregan la versión nueva de Android a los fabricantes y después de eso ya es cosa de tiempo para que se confirme la que es una constante de cada año: la utilización de la última versión de Android es muy baja, en algunos casos casi parece no existir en las gráficas de distribución.

Tras la presentación de Android 8.0 Oreo abrazamos la esperanza de que una vez liberada la versión del SO este llegara a muchos dispositivos, pero las estadísticas no mienten, casi nadie usa Android Oreo.

Google acaba de publicar su más reciente análisis de distribución de uso de Android, revelando que Android 6.0 Marshmallow sigue siendo el amo absoluto con la mayor cuota de todo el sector, que ronda el 30,9%.

Pero el punto alarmante es Oreo, que está presente apenas en el 0,3% de los dispositivos, para ubicarse como el más pequeño de toda la lista:

El listado nos muestra tambien a Android Gingerbread y Ice Cream, versiones completamente obsoletas, pero con todas esas cuentan con mayor presencia en el planeta.

Dentro de esta noticia no hay mucho de buenas noticias, pero si nos vamos por ver el “vaso medio lleno”, este mes la versión de Android en cuestión goza de un mejor pasar, porque el mes pasado Android Oreo llegaba apenas -y con mucha suerte- al 0,2%.

¿Quien es el culpable de esto si no es Google? (según mi opinión), pues lo hemos hablado antes en Tecnofanatico, acá el tema es pura responsabilidad de los fabricantes, Google cumple con entregar la versión final a los fabricantes en la misma fecha casi todos los años y estos se enredan meses (en algunos casos más de 6) modificando todo a su medida, mientras los usuarios no tienen mas opciones que esperar a que el fabricante se digne a lanzar la actualización en los dispositivos comprendidos en la actualización, porque esa es otra cosa, muchos fabricantes se preocupan solo de actualizar sus gamas alta y el resto de dispositivos, por más que hayan sido lanzados hace poco, muchas veces ni conocen las nuevas versiones de Android.

Para los que seguimos de cerca la tecnología esto es un tema de cada año y casi sin tener información ya podríamos decir como serán las cosas después de lanzar una versión nueva de Android, pero la gracia es que las compañías comiencen a cambiar sus políticas de actualización, no puede ser que la mayoría tenga que esperar medio año para poder disfrutar las bondades de la última versión de Android, si la gente ya no pide capas de personalización, les gusta Android stock y eso ya quedó demostrado hace por lo menos dos años. A ver si algún día los fabricantes entender que hoy en día la gente quiere disfrutar las mejoras de un SO, no pasársela esperando para llegar a ella casi cuando Google ya está presentando la nueva versión.

Fuente: Android Developers.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).