Algunos usuarios del Macbook Pro 2016 están presentando problemas con el teclado.

0
980

A diferencia de modelos anteriores, la Macbook Pro presentada en el 2016 y que integraba la novedosa Touch Bar ha sufrido algunos percances en el poco tiempo que llevan en el mercado, unos con problemas en la pantalla, otros con la autonomía que no llega a lo que Apple tanto promocionaba en su campaña de venta y ahora último se han presentado algunos problemas que tienen que ver con el teclado y que ya abrieron algunos “hilos de ayuda” en la pagina de soporte de Apple.

Los usuarios que adquirieron el nuevo Macbook Pro con Touch Bar se están quejando de los problemas del nuevo teclado. El principal motivo es la falta de coherencia en el sonido que sacan las teclas al pulsarlas. Sin embargo, esto no es tan grave como otros problemas que se van apareciendo en la pagina de soporte. Algunos de estos problemas serían:

– Teclas que realizan doble pulsación al pulsarlas: Para muchos, algunas teclas son tan sensibles que al pulsarlas una vez responden con dos o tres pulsaciones.

– Diferente presión en cada tecla: El teclado del MacBook está hecho para recibir una determinada presión uniforme en cada tecla. Esto significa que realizando un recorrido concreto cada tecla responderá, y debe ser el mismo recorrido en todas las teclas para que el usuario no experimente una sensación incoherente. Al parecer, algunas teclas no responden de la misma manera a la presión.

– Teclas que no responden a la pulsación: El problema más grave de todos, algunas teclas simplemente no funcionan al pulsarlas, por lo que no puedes utilizarlas directamente. En algunas ocasiones debes pulsarla varias veces hasta que responde.

Para todo este tipo de problemas la respuesta es siempre la misma, debes acudir a un servicio técnico autorizado con tu equipo y solicitar la revisión del mismo, el problema existe y Apple lo sabe, por lo que posiblemente todo desencadene en un cambio del dispositivo por tratarse de una computadora que lleva muy poco en el mercado.

Fuente: Macrumors.
Autor: Elias Villagrán Donaire (Twitter).