A los 65 años, muere Paul Allen, cofundador de Microsoft.

0
207

La noticia llegó fuerte dentro de Microsoft pero digamos que estaba hasta dentro de lo esperado, pasa que Paul Allen peleo con un linfoma por el 2009 donde pudo ganar esa batalla, pero todo se complicó cuando el mismo Paul anunciara en Octubre del año pasado que el cáncer había vuelto y que comenzaría con nuevos tratamientos.

A pesar de comenzar nuevos tratamientos, se sabe lo que sucede con quienes ven reaparecer un cáncer luego de una remisión, la agresividad de la enfermedad suele ser mucho mayor y las posibilidades de superar esa nueva arremetida son bajas, por lo que una vez que Allen anunció en su blog personal sobre la reaparición de su enfermedad, muchos ya supieron para donde iba todo.

De su circulo cercano fue Jody Allen, hermana de P. Allen quien dedicó sus primeras palabras tras el deceso de su hermano:

“Mi hermano era un individuo notable en todos los niveles. Si bien la mayoría conocía a Paul Allen como tecnólogo y filántropo, para nosotros era un hermano y un tío muy querido y un amigo excepcional.”

Bill Gates y Paul Allen, se conocían desde pequeños, y juntos emprendieron Microsoft en 1975. Unos años más tarde, en 1983, deja la compañía, cuando es diagnosticado con la enfermedad de Hodgkin, y regresa en 1990, como parte de la junta directiva hasta el 2000.

Dentro de las actividades que realizaba Paul Allen ya lejos de Microsoft estaba su faceta de filántropo e inversionista, ambas caras del personaje donde se le vió de manera sobresaliente, dejando su huella en proyectos relacionados con investigaciones científicas y tecnológicas.

El actual CEO de Microsoft, Satya Nadella, también tuvo palabras para Paul Allen:

“Las contribuciones de Paul Allen a nuestra compañía, nuestra industria y nuestra comunidad son indispensables. Como cofundador de Microsoft, a su manera tranquila y persistente, creó productos, experiencias e instituciones mágicas, y al hacerlo, cambió el mundo. He aprendido mucho de él: su curiosidad, su curiosidad y su exigencia de altos estándares es algo que seguirá inspirándome a mí ya todos nosotros como Microsoft. Nuestros corazones están con la familia de Paul y sus seres queridos. Descansa en paz”

Dentro de las obras de Allen se encuentra Vulcan, un fondo de capital de riesgo, por el que pasaron más de 100 compañías, como Dreamworks, Magic Leap, GoNet, entre otras, quienes tambien tuvieron sentidas palabras ras enterarse de su deceso:

“Todos los que tuvimos el honor de trabajar con Paul sentimos una pérdida inexpresable hoy. Poseía un intelecto notable y una pasión por resolver algunos de los problemas más difíciles del mundo, con la convicción de que el pensamiento creativo y los nuevos enfoques podrían tener un impacto profundo y duradero.
Millones de personas se sintieron conmovidas por su generosidad, su persistencia en la búsqueda de un mundo mejor y su impulso por lograr todo lo que pudo con el tiempo y los recursos a su disposición”

Autor: Elias Villagrán Donaire.